Saltar al contenido

Desbrozadoras de gasolina

Se acerca el momento de empezar a cuidar del jardín de casa, y nada mejor que una desbrozadora de gasolina para hacer el trabajo de forma rápida y sin mucho esfuerzo. Pero seguro que te preguntas si es exactamente el modelo que necesitas, y aquí te ayudaremos a resolver esa pregunta.

Mejores desbrozadoras de gasolina del mercado

Tipos de desbrozadoras de gasolina

Tenemos distintos modelos de desbrozadoras de gasolina, para ser utilizadas con arnés, con ruedas, multifunción... Cada una con sus beneficios y cosas en contra, por supuesto. Pero esta información te ayudará a decidir cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades.

  • De arnés: Se anclan al cuerpo a través de un arnes lateral, de forma que podamos manejar la desbrozadora en movimientos laterales. A su favor se puede apuntar que es el modelo más manejable de todos. En su contra, que hay que cargar con su peso con el cuerpo todo el rato, con lo que si tenemos un modelo muy pesado cuesta bastante.
  • Con ruedas: Constan de un par de ruedas ancladas a un soporte tipo "carretilla" con el que manejar la desbrozadora. A su favor se puede apuntar que se hace mucho más manejable que las de arnés, porque las ruedas hacen más fácil su desplazamiento. En contra, que el beneficio del transporte penaliza en el tamaño, puesto que son mucho más grandes que las de arnés.

¿Cómo saber cuál es la desbrozadora ideal para tí?

En base a lo que ya hemos comentado, cómo se puede discernir qué modelo es el más adecuado para tí? Si analizamos bien el terreno sobre el que vamos a trabajar encontraremos la solución.

Para terrenos escarpados, no llanos, o con muchas irregularidades lo ideal es una desbrozadora de arnés. No iremos tan rápido como con un aparato con ruedas, pero nos permitirá adaptarnos perfectamente a la orografía del terreno sobre el que vamos a trabajar. Además, su manejabilidad nos permitirá llegar a cualquier rincón, por muy escarpado que sea.

Para trabajar sobre grandes terrenos diáfanos más planos, como solares de fincas o urbanizaciones, una desbrozadora de ruedas será nuestro aliado perfecto. Nos permitirá cubrir grandes superficies de forma rápida y cómoda, aunque igualmente tendremos que empujar la herramienta.

Cómo limpiar y cuidar la desbrozadora

Las desbrozadoras, como cualquier aparato mecánico, requiere de unos cuidados mínimos para garantizar su buen funcionamiento, y prolongar su vida útil lo máximo posible.

Antes de empezar a utilizar nuestra desbrozadora de gasolina, debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Revisar el nivel de combustible antes de arrancar. Recuerda que estas máquinas utilizan una mezcla gasolina/aceite, por lo que debemos vigilar que las proporciones sean las correctas antes de arrancar.
  • Comprobar el estado del arnés de sujeción, que no tenga roturas o desgaste de las sujeciones.
  • Comprobar el estado de la manilla y elementos de control de revoluciones.
  • Verificar que el cabezal de corte no gira cuando el motor está en ralentí. Si vemos que gira puede significar que hay un problema mecánico en la herramienta, y debería ser inspeccionada.
  • Revisar el motor y los manguitos para detectar fugas.
  • Limpiar el filtro del aire regularmente para evitar problemas en el motor, como pérdidas de potencia o peores.

Una vez hemos terminado de utilizar nuestra desbrozadora, es importante que la limpiemos con agua para eliminar cualquier resto de hierba o vegetación, porque es un elemento que acelerará el deterioro de los materiales de fabricación de la herramienta si no nos aseguramos de eliminarlo. Una vez enjuagada con agua dulce, dejamos que se seque para eliminar también los restos de humedad.